Buscar

Conduce DCV: mucho más que alinear los estilos de conducción de los equipos

Melissa Bello Jefe de desarrollo de talentos y compensaciones DCV

 

Poner en marcha un modelo de conducción de equipos al interior de las empresas es un gran reto para cualquier firma. El Depósito Central de Valores (DCV) decidió emprender este desafío y, hace ya cinco años, a través del programa Conduce DCV comenzó a trabajar en este modelo que agrupa y define las conductas corporativas esperadas de los líderes de nuestra organización.

La idea es especificar los principales atributos de conducción y las expectativas que se tiene respecto al rol de los líderes de la empresa, teniendo como objetivo el direccionamiento y la movilización de las personas hacia los objetivos y el desarrollo profesional de los equipos de trabajo.

Uno de los conceptos clave del programa Conduce DCV es el alineamiento estratégico, es decir, la identificación y compromiso con la organización y su visión, misión, valores, estrategia y objetivos, de tal forma que actúa como un representante de la empresa frente a su equipo, logrando estructurar los roles y responsabilidades de acuerdo con el marco institucional.

“Conduce DCV se lleva a la práctica a través de 5 ejes: estrategia y alineamiento, mejora continua y servicio, gestión del desempeño, formación y capacitación, y motivación; Cada uno de esos ejes se lleva a la práctica a través de distintas disciplinas que generan la impronta que el DCV quiere darle a su estilo de conducción”.       Melissa Bello, Jefe de desarrollo de talentos y compensaciones DCV.

- ¿Qué herramientas se entrega al líder para gestionar la motivación de su equipo?

El foco de la gestión de la motivación está en habilitar espacios para motivar, comprometer y movilizar a los miembros del equipo, potenciando el reconocimiento y generando actividades de camaradería para generar mayor conocimiento de sus miembros para que se construyan vínculos de confianza y se refuerce el sentido de pertenencia.

- ¿Y para promover la excelencia en el desempeño de sus colaboradores?

La gestión del desempeño es un proceso permanente que requiere modelar, desarrollar y habilitar las distintas conductas que se esperan de los colaboradores del DCV a través de la observación periódica del trabajo individual, el cumplimiento de los objetivos planteados y el comportamiento evidenciado en ese proceso, a modo de dar feedback oportuno que genere un espacio de crecimiento profesional. Con cada colaborador se identifican los mapas de desempeño con el propósito de clarificar responsabilidades y las expectativas de su desempeño.

- ¿Cómo se logró alinear a los líderes en la forma de abordar la gestión y su compromiso con el negocio?

Es un trabajo permanente que se refuerza año a año, no solo con Conduce DCV sino con distintos programas y focos, poniendo siempre en el centro “el negocio” a través de la alineación de los estilos de conducción de equipos, vinculando las metas y desafíos organizacionales con las respectivas conductas corporativas que los apalancan.

En un mundo cada vez más complejo, incierto y turbulento, las empresas deben centrarse en sistemas de liderazgo que atraigan, desarrollen y seduzcan talentos. Estos sistemas deben también incentivar liderazgos que actúen “en cascada” y con autonomía de decisión, más que basarse en líderes ubicados en el top de la cadena de decisión.

Pero esta autonomía no significa independencia total: se trata de desarrollar liderazgos debidamente alineados con los objetivos estratégicos, basados en un adecuado análisis organizacional y en la definición de un estilo o marca de liderazgo adecuado a la organización.

Ese es el marco en que se está trabajando en Conduce DCV, y el gran desafío que conlleva consiste, entonces, en convertir los esfuerzos de desarrollo de liderazgo en algo operacional y eficaz. Ese es nuestro objetivo.

DCV Noticias


Imprimir   Correo electrónico